miércoles, 30 de octubre de 2013

RTVV NO SE CERRARÁ

«RTVV seguirá abierta, sí o sí». Con esta frase resumió el secretario general del PPCV y conseller de Gobernación, Serafín Castellano, el futuro que le espera a la televisión pública valenciana sea cual sea la decisión judicial sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que le costó el puesto a más de mil trabajadores de la empresa. Castellano insistió en que RTVV «ni puede ni debe desaparecer».

En unas semanas, el discurso del PP y del Gobierno valenciano ha dado un giro sobre el futuro de la cadena pública. El vicepresidente del Consell, José Císcar, mantuvo durante meses la posición de que la única alternativa al ERE de RTVV era cerrar la empresa. Bajar la persiana era la única alternativa. Una decisión drástica que la abogada de la Generalitat, Cristina Macías, matizó durante su comparecencia en Les Corts al señalar que en ningún caso una sentencia desfavorable supondría el cierre de la televisión.
La postura de Císcar también se ha suavizado en los últimos días. De hecho, en la rueda de prensa del último pleno del Consell apuntó que la decisión que tome el Gobierno valenciano tendrá en cuenta siempre el interés general a la hora de tomar una decisión una vez se conozca la decisión de los tribunales sobre la denuncia presentada por el despido de más de mil trabajadores. Císcar defendió que el ERE se hizo con «criterios muy precisos y muy responsables».
Castellano deslizó ayer que encima de la mesa están todas las posibilidades. Incluso parece que el Gobierno valenciano espera una resolución judicial similar a la de Vaersa o a la Agencia Valenciana de Movilidad, cuyos expedientes de regulación de empleo fueron anulados por los tribunales y que están camino del Tribunal Supremo tras los sendos recursos presentados por la Generalitat.
El número dos del PP valenciano señaló que RTVV «debe existir sí o sí». Castellano justificó la supervivencia de la cadena pública por una razón cultural e identitaria: «Defiende lo nuestro, las señas de identidad. El hecho diferencial de nuestra lengua y nuestra tradición. Sólo por eso es fundamental su existencia».
El dirigente popular señaló que hay que esperar a la decisión judicial (se conocerá en los próximos días) para adelantar posturas: «No es lo mismo un escenario de nulidad que de improcedencia». Una reflexión pesimista que desliza la sensación que hay en parte del Gobierno valenciano y del PP sobre que los tribunales anularán el ERE de RTVV.
Castellano apuntó además que el expediente de la cadena pública no se puede comparar con el de Vaersa, que pese a ser también muy numeroso, en ningún caso sus números se acercan a los de RTVV. Pese a las sensaciones, el número dos de los populares valencianos señaló que en estos momentos no es aconsejable adelantar posibles escenarios.

Las críticas a Nou
 
Al conseller también se le preguntó por las críticas de determinados cargos del PP, como el diputado Rafael Maluenda, a la 'nueva' televisión. El vicesíndic del grupo popular en Les Corts cuestionó en una de las últimas reuniones de la dirección de su grupo el perfil ideológico de Nou, aseguró que los grupos de la oposición salían más y a través de las redes sociales apuntó que el lenguaje «se estaba catalanizando».
Castellano aseguró que sobre las críticas en el seno de su partido que «siempre habrá opiniones para todos los gustos» y defendió la labor de los «excelentes» profesionales que trabajan en la televisión valenciana. El popular apostó por una televisión que defienda los intereses de la Comunitat , «que sea eficiente y de máxima calidad».
Pese a los matices en torno Radiotelevisión Valenciana y su ERE, Castellano defendió que todas las medidas que se han tomado en relación a la empresa pública «han sido para sostenerla económicamente». Hay que recordar que la cadena arrastra una deuda de más de 1.300 millones de euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario