viernes, 15 de noviembre de 2013

Ciscar sostiene que el ERE declarado ilegal era la única salida de RTVV

Todos los vídeos de EL PAÍS

Toda la estrategia de futuro diseñada por el Consell que preside Alberto Fabra para Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) dependía sin alternativas de un despido colectivo que vulneraba derechos fundamentales de los trabajadores. Así lo reconoció este miércoles, en su comparecencia ante el pleno de las Cortes Valencianas, el vicepresidente de la Generalitat, José Ciscar, que sacó pecho por la actitud del Gobierno autonómico y se negó a asumir responsabilidad alguna. ?Es una decisión muy dura de tomar?, dijo sobre el cierre de RTVV, pero ?no se puede gobernar solo con el sentimiento?, añadió.La prioridad del gasto en educación o sanidad justifica el cierre de RTVV, según Ciscar, que evaluó en 114 millones anuales lo que costaría tras la readmisión de mil trabajadores despedidos, como ordena la sentencia del Tribunal Superior de Justicia que anula el expediente de regulación de empleo (ERE). A partir de ahí, lo más cerca que estuvo Ciscar de asumir que ha tenido algo que ver en lo ocurrido fue cuando pidió disculpas por ?los errores o desaciertos? que puedan haber cometido los sucesivos Gobiernos en la gestión de RTVV ?desde 1984?, es decir, desde que se aprobó la ley de creación, incluyendo todo el periodo socialista.Tras señalar que el modelo de RTVV obedecía a otra época, Ciscar, a cuya comparecencia no asistió Fabra, presumió de haber diseñado, con la nueva ley del Estatuto de RTVV de 2012 un ?modelo sostenible y con futuro?, que exigía una reducción drástica de la plantilla de 1.700 trabajadores. ?Se han hecho mal algunas cosas del ERE?, indicó, ?pero no todas tienen la misma trascendencia jurídica?.Para el vicepresidente, la base fundamental de la anulación fue el rescate de 186 de los trabajadores incluidos en el despido colectivo, decidida por la entonces directora general, Rosa Vidal. Ciscar atribuyó esa acción a la exclusiva responsabilidad de Vidal. Por lo demás, tras la sentencia ?no había otra salida posible?, aseguró. Ciscar añadió que en la negociación del ERE se planteó ?una oferta que fue rechazada?, por el comité de empresa y sugirió que ?se ha buscado la nulidad del ERE a toda costa?, en alusión a los sindicatos y a la oposición de izquierda.El portavoz del PP, Jorge Bellver, fue más explícito. ?Los partidos de izquierda han animado a sus sindicatos de referencia para hacer imposible una solución en RTVV?, dijo, antes de acusar al exsecretario general del PSPV-PSOE Jorge Alarte de haber pedido el cierre de Canal 9 en un mitin. Alarte, desde la última fila de los escaños socialistas replicó leyendo completa su intervención, que planteaba el cierre del Canal 9 de la manipulación y la corrupción para sustituirlo por una televisión basada en la verdad y el respeto a la libertad.El pleno se celebró con el complejo de las Cortes rodeado de policías. Al entrar Ciscar al hemiciclo, todos los diputados socialistas levantaron carteles con el lema ?RTVV no es tanca?. La tribuna de público estaba copada por asesores, directores generales y altos cargos del Consell. Entre ellos, el director general de RTVV nombrado de urgencia, Ernesto Moreno. Lo que dio pie a que Ignacio Blanco, de Esquerra Unida les reprochara qué hacían allí y les llamara ?gossos?, palabra que retiró para definirlos como una ?claque?. Blanco, ataviado con una camiseta de los trabajadores de RTVV, acusó al vicepresidente de ser ?el responsable político? de un ERE ilegal.Y añadió: ?Muchos de los motivos de nulidad le incumben a usted?. El diputado, que por la mañana defendió una proposición para que se mantuviera el servicio público de RTVV, rechazada por los populares, apeló a que el Consell busque una solución para hacer viable la cadena sentándose a negociar con los trabajadores.?¿Qué vamos a cerrar después? ¿El Valencia CF??, preguntó el portavoz de Compromís, Enric Morera, que aseguró que la decisión de cerrar RTVV ?no es económica, sino ideológica? y se preguntó quién se la ha dictado a Fabra desde Madrid. Morera describió a Fabra como un presidente ?inútil? y dijo que, con el cierre de RTVV, ?pensaba que daba un golpe sobre la mesa y ha acabado dando un golpe a todos los valencianos?. Morera recordó que en la sentencia del ERE se recoge una oferta del comité rechazada por la empresa que tenía un coste laboral de 41 millones al año, solo 10 más de lo que preveía el presupuesto de RTVV para el año que viene, e insistió en que el Consell negocie con los trabajadores.?Fabra es el único culpable de un auténtico fiasco, de una chapuza que ha llevado RTVV a la catástrofe?, aseguró el diputado socialista Josep Moreno, que atribuyó el cierre de RTVV a ?la soberbia infinita de Ciscar y la incompetencia de Fabra?. Moreno recordó que la policía estaba registrando por segunda vez esta semana las dependencias de RTVV en Burjassot y criticó que la máxima asunción de responsabilidades desde el Consell consistiera en que ha habido ?errores?. ?Hablan de errores, pero por errar no ha entrado la policía en Canal 9, va por robar?, señaló, para criticar la corrupción que ha llevado la cadena pública a un endeudamiento de 1.200 millones de euros.Moreno anunció en el pleno que este mismo miércoles presentó junto con la presidenta del Grupo Socialista, Ana Barceló, una denuncia ante un juzgado por prevaricación, malversación y fraude contra el ex director general de RTVV José López Jaraba y el exjefe de antena Fernando Lázaro Quintela por la compra por medio millón de euros de tres documentales de contenido ultra a la productora Triskel. La denuncia pide que testifique Ciscar como ?responsable político? de RTVV. El diputado denunció que el cierre de RTVV busca la ?ocultación? de información relevante sobre el saqueo de la cadena y anunció más denuncias de los socialistas en los juzgados.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario