viernes, 29 de noviembre de 2013

El PP aprueba el cierre de RTVV sin aportar ni un dato que lo justifique

Todos los vídeos de EL PAÍS

Los diputados de la oposición se pusieron de espaldas cuando por 49 votos a 42 el PP aprobó este miércoles la ley que implica el cierre de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) después de 24 años de funcionamiento. A continuación, se pusieron en pie y aplaudieron a los miembros del comité de empresa de la cadena pública que estaban en la tribuna de invitados. Entre gritos de no teniu vergonya (?No tenéis vergüenza?), el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y la mayoría de los diputados de su grupo abandonaron el hemiciclo de las Cortes Valencianas por una puerta lateral para esquivar a los periodistas.En el exterior, trabajadores de RTVV lloraban, se abrazaban y expresaban su rabia y su frustración con gritos de ?¡Fabra dimissió! , vigilados por un nutrido dispositivo policial con el que hubo algunas tensiones. En el debate desarrollado a lo largo de la mañana, el PP no aportó ni un dato que justificara un cierre que su portavoz parlamentario, Jorge Bellver, calificó de ?triste?, pero del que se extendió en hacer responsable a la oposición por el ?bombardeo? y las ?críticas malintencionadas? a Canal 9.Con cara de circunstancias, Fabra y su vicepresidente, José Ciscar, siguieron la sesión después de que el segundo justificara la convalidación del decreto que permitió al Consell recuperar el control de RTVV tras la dimisión de su directora general, Rosa Vidal, y los consejeros del PP, días después de que Fabra respondiera a la sentencia que anula el expediente de regulación de empleo (ERE) a un millar de trabajadores con el anuncio de que había decidido cerrar la radiotelevisión autonómica.Ciscar soportó las andanadas de la oposición en lo que solo era el preludio de lo que vendría después. La socialista Ana Barceló habló de ?chapuza? y se preguntó ?si el cierre de RTVV es el inicio de un plan de liquidación de la Comunidad Valenciana?. Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, que puso una camiseta reivindicativa de los trabajadores en la tribuna, comparó el cierre con ?una ejecución en la plaza pública? y acusó a Fabra de ser ?el culpable de asesinar RTVV?. Mònica Oltra, de Compromís, dijo que se produce ?un estado de excepción?. ?La televisión valenciana no es suya?, añadió. ?No es del Consell, ni del PP. Es de los valencianos y valencianas?.En los escaños del PP se mantuvo una actitud de perfil bajo, sin aplausos a sus intervinientes. Algo que quedó en evidencia cuando vino el debate propiamente de la proposición de ley presentada por el grupo que sostiene al Gobierno de Fabra. La norma prevé el nombramiento de una comisión liquidadora para finiquitar la empresa pública. La ley indica que cesarán las emisiones, así como los miembros del consejo de administración de RTVV. También se llevará a cabo un expediente de extinción de empleo para los cerca de 1.660 trabajadores de la empresa pública, incluidos los 952 despedidos que se reincorporaron el pasado martes como consecuencia de la sentencia de nulidad del ERENo hay fecha prevista para el apagón de la señal de Canal 9 (que cambió el nombre a Nou) y de Ràdio 9 (Nou Ràdio). Hay muchas incógnitas por resolver. De momento, Canal 9 tiene comprometidos hasta casi tres millones de euros para la próxima campaña publicitaria de Navidad. Además, tiene unos derechos pendientes de pago de unos 20 millones de euros, entre otras obligaciones. El Consell, sin embargo, quiere cerrar cuanto antes, porque desde que anunció su decisión los informativos tienen un marcado carácter crítico con la Generalitat. Pocas horas después de la aprobación de la ley en las Cortes, el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana publicó una edición especial con la norma, que así entra en vigor hoy mismo.El portavoz popular, Jorge Bellver, empezó por hacer ?corresponsables? del cierre de RTVV a los partidos de izquierda. ?Insistieron en acabar con el Gobierno valenciano y han acabado con la televisión valenciana?, aseguró. Aunque dijo que se trata de ?una decisión muy difícil? que ha sido ?valorada por el Consell y los servicios jurídicos de la Generalitat?, no aportó cifras ni explicaciones legales de la liquidación. Se limitó a decir: ?Entre las personas y la Administración, las personas. Y entre la televisión valenciana y las personas, también las personas?. Su autocrítica consistió en reconocer que ?ha habido aciertos y errores, como en todas partes?. Después arremetió contra la izquierda.?Ustedes no son homologables a ninguna derecha europea?, dijo el diputado socialista Josep Moreno, que se preguntó por qué nadie ha tocado la televisión en Galicia, en Cataluña, el País Vasco o Castilla-la Mancha; por qué la valenciana es la única en cerrarse, y calificó el hecho de ?derrota histórica como sociedad y como pueblo?. Moreno fue muy duro al recordar la corrupción que también se ha cebado en Canal 9. ?A falta de poder lucir honradez, han decidido lucir cara dura?, afirmó. ?La televisión valenciana no es insostenible, la han saqueado?.Tras describir lo ocurrido como una consecuencia de ?la acreditada compulsión a delinquir? del PP valenciano, Moreno exhibió una portada de El Jueves con la frase ?Nos gobierna la mafia? y concluyó: ?El resultado de su gestión corrupta lleva hoy a cerrar RTVV?. El diputado garantizó que los socialistas tienen intención de ?recurrir en todas las instancias judiciales que sea posible contra el cierre de RTVV?.A las acciones judiciales aludió también el portavoz de Compromís, Enric Morera. El parlamentario dijo que la valenciana es ?la primera comunidad autónoma que hace de conejo de indias de la política neoconservadora? y anunció una ?acción de responsabilidad patrimonial y posiblemente delictiva contra la junta general de accionistas de RTVV?, que es el Consell. Esta acción la ejecutaría una vez quede apeado el PP. ?Aconsejo a los miembros del Consell que llamen a sus abogados?, añadió. ?No les va a salir gratis?.Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, comparó reiteradamente a los populares con Millán Astray por ?ejecutar? RTVV por el método de lectura única y retó a Bellver a explicitar qué responsabilidades o errores asume en RTVV: la de la trama Gürtel en la visita del Papa, los cerca de 200 millones que se han perdido a favor de los clubes de fútbol con los derechos de televisión, la manipulación y la censura, las desprotección de las víctimas de acoso sexual por el secretario general Vicente Sanz o la aplicación de un ERE ilegal. ?Es responsabilidad suya cerrar RTVV?, sentenció Blanco, que recordó que en 1984 se aprobó la ley de creación con 75 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención, mientras ahora el PP impone su ?mayoría vergonzante? para el cierre.Blanco recordó que Rafael Maluenda y Rita Barberá, entonces en la oposición, estaban ya en aquella legislatura como diputados y leyó lo que dijo entonces la después alcaldesa de Valencia para defender que el director general de RTVV fuera elegido por el consejo de administración: ?Porque queremos una televisión absolutamente objetiva, porque queremos una radiotelevisión autónoma que sea imparcial, porque queremos un tercer canal de televisión que respete el pluralismo social y político, porque no queremos que se produzca ningún tipo de discriminación entre los profesionales del medio ni ninguna distorsión en la pluralidad de las informaciones...?.Barberá hizo como que no atendía, aunque pasó toda la sesión en su escaño. No así el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, que acudía a votar (hubo hasta cuatro votaciones relacionadas con el cierre de RTVV) y abandonaba el hemiciclo cuando hablaban los diputados de la oposición. Por eso fue objeto de alusiones reiteradas, que le hacían principal responsable del desastre de Canal 9. El exconsejero y exportavoz popular Rafael Blasco, procesado por el caso Cooperación y único diputado no adscrito, prefirió no participar en el entierro de RTVV y se marchó cuando comenzaban las votaciones.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario