miércoles, 27 de noviembre de 2013

Fabra pide la baja del PP antes de la apertura de expediente disciplinario

Todos los vídeos de EL PAÍS

Quien fue el todopoderoso presidente provincial del PP en Castellón, Carlos Fabra, ha solicitado hoy la baja de su partido tras difundirse el fallo de la Audiencia Provincial que lo condena a cuatro años de prisión por varios delitos contra la Hacienda Pública. La petición de baja del PP la ha dado a conocer el actual presidente de la Diputación y del PP provincial de Castellón, Javier Moliner, que ha mostrado su más absoluto respeto al fallo.La baja de Carlos Fabra se produce después de que el pasado viernes el Comité de Derechos y Garantías del PP valenciano instase al exalcalde de Torrevieja Pedro Hernández Mateo a marcharse del partido tras descubrirse que seguía como militante pese a estar condenado a tres años de prisión por amañar una contrata de basuras. Carlos Fabra, que ya ha anunciado que recurrirá el fallo de la Audiencia Provincial ante el Tribunal Supremo (y si es necesario ante el Constitucional), ha insistido hoy en su inocencia y ha mostrado su satisfacción por haber sido absuelto de los delitos de cohecho y tráfico de influencias.La sentencia pone punto y final a la carrera de un político que ha dirigido la provincia de Castellón con mano de hierro. Bien dotado para las relaciones públicas, Carlos Fabra logró intimar a finales de los noventa con el entonces presidente del Gobierno José María Aznar, que durante años pasó sus vacaciones de verano en una exclusiva urbanización, Les Platgetes, de Benicàssim. Allí, Carlos Fabra ejerció de anfitrión de la familia de José María Aznar y la hoy alcaldesa de Madrid, Ana Botella, lo que le permitió conectar con distintos altos cargos del Gobierno popular.Durante años, su influencia también fue decisiva para consolidar las holgadas mayorías de Eduardo Zaplana, primero, y de Francisco Camps, después, al frente de la Generalitat y del PP valenciano. El poder acumulado permitió a Carlos Fabra, cuando ya estaba procesado, organizar su sucesión. La presidencia provincial del PP y la Diputación de Castellón las dejó en manos de Javier Moliner, una de sus personas de confianza.Además, la dimisión de Francisco Camps en 2011, tras decretarse la apertura de juicio oral en el caso de los trajes regalados por la trama Gürtel, propició el nombramiento de Alberto Fabra como presidente de la Generalitat y del PP regional. Alberto Fabra tuvo que renunciar para ello a la alcaldía de Castellón, un puesto al que llegó de la mano de Carlos Fabra. Quizá por eso, el presidente valenciano le permitió organizar su retirada. Primero abandonó la presidencia de la Diputación, luego la del partido y, por último, la presidencia de Aerocas, la empresa de la Generalitat que gestiona el aeropuerto de Castellón, un icono del despilfarro que Carlos Fabra deja en herencia a sus vecinos.En Madrid, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha subrayado su total respeto al fallo, aunque ha recordado que no está dictada la última sentencia sobre este caso porque cabe recurso. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Cospedal ha recordado también que hace ya tiempo que Carlos Fabra no tiene ninguna responsabilidad orgánica en el partido, del que no le faltó el apoyo en los años de investigación judicial.El mismo argumento ha utilizado Alberto Fabra, quien dio su apoyo personal al exdirigente justo antes del juicio, para intentar minimizar el impacto de la condena al en otros tiempos todopoderoso líder del PP de Castellón, que controló durante 16 años la provincia desde la Diputación: Esta persona que ya no ocupa ningún cargo, ni dentro de la Administración ni dentro del partido por lo que difícilmente puede tener ninguna responsabilidad política .El presidente de la Generalitat, preguntado sobre el fallo, ha afirmado: Las sentencias judiciales no son más esperables o menos, hay que acatarlas y ya está . El jefe del Gobierno valenciano ha negado esta mañana que hubiese hablado con Carlos Fabra tras difundirse el fallo.Por su parte, el portavoz del PP en las Cortes valencianas, Jorge Bellver, ha asegurado que ni el grupo parlamentario, ni el partido, van a solicitar ningún indulto para el exdirigente popular de Castellón, tras la polémica recogida de firmas entre los diputados populares de las Cortes en favor de un indulto al exalcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario