jueves, 14 de noviembre de 2013

Interior quiere cambiar al segundo escalón que investiga el?caso Gürtel?

Portada de EL PAÍS

El Ministerio del Interior ha convocado 62 plazas para cubrir otros tantos altos cargos policiales que están ?vacantes o próximos a quedar vacantes?, según la Orden General de la Dirección General de la Policía del pasado 4 de noviembre. Entre las vacantes que se anuncian hay cuatro encuadradas en la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), que lleva el peso de las investigaciones contra la corrupción y, muy especialmente, el caso Gürtel. Fuentes oficiales consideran que este es ?un procedimiento normal? encaminado a acabar con la provisionalidad de los mandos que hoy ocupan esos destinos.Todos los puestos a cubrir tienen nivel 28 o 29, unos de los más altos dentro de la Administración. Entre ellos están cargos que oscilan entre jefe de la Brigada Central de Escoltas a jefe de la Brigada central contra el Crimen Organizado, pasando por la jefatura de la Comisaría Especial de la Casa del Rey y varias jefaturas provinciales (como Cádiz, Córdoba y Vitoria) o locales, como la de Parla (Madrid).Sin embargo, lo que más sobresale en esta relación de puestos a cubrir por el ?procedimiento de libre designación? (a dedo) son los cuatro de segundo nivel encuadrados en la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal. Esta unidad, que desde hace un año y medio manda el comisario Manuel Vázquez López, ha estado durante el último cuatrienio a la vanguardia de la lucha contra la corrupción, especialmente a través del caso Gürtel y las pesquisas relativas al extesorero del PP Luis Bárcenas.Entre los destinos a cubrir están los de los responsables de cuatro de los cinco departamentos que integran la UDEF: la Brigada Central de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción; la Brigada Central de Delincuencia Económica y Fiscal; la Brigada Central de Inteligencia Financiera y, además, la Brigada de Investigación del Banco de España. Sus actuales mandos están nombrados a dedo de forma ?provisional? o bien ?en comisión de servicios?. No se sabe si alguno de ellos ?o todos? optaran ahora a competir por hacerse por el mismo puesto.Esta previsible renovación en el departamento anticorrupción más potente del Cuerpo Nacional de Policía se produce apenas un mes después de que el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, destituyese al comisario general de Policía Judicial, José García Losada, responsable máximo de todas las investigaciones relacionadas con la corrupción y todo tipo de criminalidad. Fue sustituido por José Santiago Sánchez Aparicio, que es el cuarto que ocupa este sillón en la actual legislatura del PP.La Dirección General de la Policía vendió el relevo de García Losada ?un comisario con prestigio? como algo normal dentro de una remodelación más amplia. Pero fuentes policiales dan por seguro que había otras razones ocultas: los informes que hicieron sus subordinados de la UDEF en relación con el caso Gürtel y que el pasado junio llevaron a la cárcel al extesorero Bárcenas.Al margen de estas vacantes, Cosidó nombrará al responsable de la nueva Unidad de Investigación Tecnológica (BIT), dedicada a luchar contra el cibercrimen, así como a los mandos de la Brigada Central de Crimen Organizado y de la Brigada Central de Seguridad Informática.Los comisarios principales y comisarios que aspiren a alguna de las 62 plazas disponen de 15 días para cursar su solicitud. No obstante, al tratarse de un concurso que será resuelto por libre designación, no hay ningún requisito específico que deban superar, al contrario de lo que sucede con los concursos por méritos, donde se valora la experiencia en el cargo y la hoja de servicios. En los de libre designación, el director de la Policía tiene plenas facultades para designar a dedo a sus favoritos, sin tener que dar ninguna explicación.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario