sábado, 23 de noviembre de 2013

Ruz permite un desbloqueo parcial de las cuentas de la mujer de Bárcenas para algunos gastos

Nacional

EFE: / VÍDEO: ATLAS Rechaza otros porque cree que tiene acceso a dinero de procedencia desconocida con el que ha estado pagando un coche valorado en 91.936 euros.Sí desbloquea el dinero para pagar, entre otros, la Seguridad Social de su empleada doméstica y las facturas del gas de su casa de Príncipe de Vergara.El juez insiste en que, aunque no existiera el pago del coche, no estaría justificado el desbloqueo por importe superior al salario mínimo, de 645 euros al mes.CRONOLOGÍA DEL CASO GÜRTEL .El juez Pablo Ruz solo ha permitido que se desbloquee dinero de las cuentas de la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, para pagar algunos gastos de sus casas, pero rechaza otros porque cree que tiene acceso a dinero de procedencia desconocida con el que ha estado pagando un coche opulento valorado en 91.936 euros. El juez recuerda que el pasado 31 de julio dictó el embargo de los bienes de Iglesias para pagar la fianza civil de 6 millones impuesta por el caso Gürtel , y que luego la imputada reclamó que se desbloqueara dinero cada mes para gastos familiares.Posteriormente, el magistrado pidió a la mujer que presentara sus últimos recibos de gastos mensuales, como luz, agua o gas, lo que hizo el pasado 20 de septiembre entregando una relación de gastos acreditados con sus respectivas facturas.La Fiscalía informó entonces —y el juez acuerda ahora— en el sentido de desbloquear solo el dinero correspondiente a gastos de la Seguridad Social de su empleada doméstica, las facturas del gas de su casa de la madrileña calle Príncipe de Vergara y la cuota de la comunidad de propietarios de los tres inmuebles propiedad del matrimonio en Madrid, Baqueira y San Pedro de Alcántara, así como de sus correspondientes seguros de hogar.En cambio, el juez rechaza que se desbloquee dinero de sus cuentas para pagar los recibos de electricidad de las viviendas que no constituyen el domicilio familiar (es decir, las de San Pedro de Alcántara y de Baqueira), los recibos de telefonía fija de dos líneas, las primas de enfermedad, la cuota anual del sistema de protección, robo, incendio y extintores, la cuota anual de la Asociación de exdiputados y exsenadores y el asesoramiento fiscal y contable.Tampoco procede, según Ruz, desbloquear dinero para abonar otros gastos ordinarios, sino más bien todo lo contrario, puesto que existe constancia en autos de que la señora Iglesias mantiene una solvencia suficiente para atender a los mismos .Para justificar esto último, recuerda que la imputada ha ido pagando mes a mes la cuota de 1.500 euros del leasing (alquiler con opción a compra) de un coche marca Land Rover, pagos que la mujer de Bárcenas ha dicho haber hecho gracias a préstamos familiares pero que, según Ruz, constituye dinero de procedencia desconocida . Solo una vez que este órgano judicial ha tenido conocimiento de la existencia de aquel leasing se ha procedido al pago de la cuota desde la cuenta bancaria de un familiar, en concreto el pago de la cuota correspondiente al mes de octubre , afirma el juez.Estos hechos, añade, evidencian una capacidad económica de la imputada que, sin lugar a duda alguna, puede ser asignada para subvenir a sus necesidades ordinarias en lugar de destinarla al pago de un vehículo opulento, cuyo valor de inversión viene cifrado en el contrato de arrendamiento financiero, firmado con fecha 18 de octubre de 2011, en la suma de 91.936 euros .El juez insiste en que, aunque no existiera este pago del coche, tampoco estaría justificado el desbloqueo de cuentas en cantidad superior al salario mínimo, de 645 euros al mes, cantidad que a priori permite subvenir a las necesidades básicas de cualquier familia media . Gastos de uso corriente Además de para pagar a los abogados, la familia Bárcenas pedía el desbloqueo de las cuentas para hacer frente a los gastos mensuales que consideran de uso corriente . En concreto, la mujer de Bárcenas, Rosalia Iglesias, solicitaba el desbloqueo 5.000 euros porque tiene que pagar, según Noticias Cuatro partiendo de datos facilitados por la abodaga de Iglesias, alrededor de 575 euros al mes en comida, 150 en farmacia y 50 para la peluquería, entre otras partidas.El juez Ruz tiene en su poder setenta y seis folios con recibos y estimaciones del desembolso previsto. A los gastos corrientes del banco se añade la lista de la compra: 90 euros para carne, 75 en pollería, 90 en fruta, 70 en pescado y 250 euros para el resto de alimentos que compran en el supermercado. Para gastos de Guillermo, hijo de Bárcenas, necesitan 200 euros más otros 150 para sus libros universitarios.Para ropa y calzado, la familia gasta al mes 200 euros. Además, necesitan 400 euros para la cuenta penitenciaria de Luis Bárcenas y 200 para gasolina. La abogada de Rosalía Iglesias asegura que la lista se ajusta a la austeridad en la que vive esta familia. En total, casi 2.000 euros al mes en gastos no domiciliados.La AN confirma la fianza civilPor otra parte, la Audiencia Nacional ha confirmado este miércoles la fianza civil de 6 millones de euros que el juez Pablo Ruz impuso el pasado 31 de julio a la mujer de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias. La sección cuarta de la Sala de lo Penal rechaza así en un auto el recurso de apelación interpuesto por la imputada contra la fijación de esta fianza. Al desestimar el recurso, el tribunal rechaza que hayan prescrito los delitos fiscales, correspondientes a los ejercicios 2002 y 2003, de los que se acusa a la mujer del extesorero.Los magistrados recuerdan a la defensa de Iglesias que, si bien es cierto que en 2010 se archivó el caso que investigaba estos delitos fiscales, en 2012 el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional volvió a reabrir la causa ante un informe del año anterior de la Agencia Tributaria.En este informe, según la Fiscalía Anticorrupción, se aprecian indicios de que Iglesias habría defraudado 222.112,58 euros en la declaración del Impuesto de la Renta por las Personas Físicas (IRPF) correspondiente a 2006.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario