lunes, 30 de diciembre de 2013

Archivada la denuncia de Agag a EL PAÍS por los regalos de Gürtel

Portada de EL PAÍS

El juzgado de Primera Instancia número 20 de Madrid ha desestimado la demanda presentada por Alejandro Agag contra EL PAÍS, por la información en la que se desveló que parte de su boda con la hija del expresidente del Gobierno José María Aznar, fue costeada por una de las sociedades de la trama corrupta Gürtel.La juez entiende que la noticia sobre los regalos de la boda con Ana Aznar, que califica ?cuasi de Estado?, tenía ?interés público?, por lo que prima el derecho a la información sobre el derecho al honor.El escrito explica por qué considera cuasi de Estado el enlace: porque fueron invitados dirigentes políticos de otros países e innumerables personalidades del país .Agag sostenía que el hecho de que un invitado a una boda haga un regalo no es noticiable , lo que se refuta en el escrito judicial de esta manera: Cuando uno de los contrayentes es la hija del presidente del Gobierno a fecha de la celebración del enlace, cuando el regalo asciende a más de 30.000 euros, se factura a través de una mercantil cuya actividad está siendo investigada; habiéndose encontrado la facturación de dicho regalo [la juez lo escribe así, entre comillas] junto a otras facturas incautadas por la policía tras el registro de una lonja en Alcorcón; siendo el administrador de dicha mercantil el principal implicado en la investigación judicial, por la que incluso ha estado privado de libertad, y siendo como fue que el señor [Francisco] Correa no fue un invitado más sino testigo por parte del novio en el enlace, es evidente que la noticia tiene interés público :La sentencia, que es recurrible, confirma que la información era veraz y que fue contrastada. Agag reclamaba una indemnización de 120.000 euros y, con este fallo, ha sido condenado a pagar las costas del procedimiento judicial.La juez censura además el hecho de que el yerno de Aznar pretendiera que la noticia no fuera publicada tras el comunicado en el que Alejandro Agag precisaba que se trató de regalos de boda: ?En ese caso no se estaría realizando una actividad periodística seria y objetiva sino sectaria y de opinión?, señala.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario