jueves, 12 de diciembre de 2013

El PP frena el plan anticorrupción del PSOE para presentar el suyo

Portada de EL PAÍS

El PP asegura que está a favor de prohibir todas las donaciones de las empresas a los partidos políticos, pero este martes sus diputados frenaron una iniciativa del PSOE en este sentido. Lo hicieron porque, aunque aseguraron estar de acuerdo, dicen que es insuficiente, y que es mejor esperar a que el Gobierno de Mariano Rajoy presente el paquete completo de medidas para la regeneración democrática que lleva anunciando desde febrero.Ese plan ha sido presentado ya por el Ejecutivo media docena de veces, pero hasta ahora no ha terminado de arrancar. La última ocasión fue hace un mes cuando el Gobierno entregó a los grupos un plan de 18 folios en el que se incluyen reformas legales de calado, incluida la de la ley de financiación de partidos. Entre esas propuestas no estaba la prohibición de las donaciones de empresas, pero ahora el PP asegura que sí es favorable a esa nueva regulación y el Ejecutivo piensa incluirla en su plan anticorrupción, que se ratificará este viernes en Consejo de Ministros. El partido del Gobierno quiere hacerlo a su modo y con su iniciativa. Que no les pisen la imagen de determinación contra la corrupción con medidas parciales como la presentada este martes por los socialistas.A esa reunión con el Ejecutivo del mes pasado no acudió el PSOE por entender que el PP carece de credibilidad tras su actuación sobre el caso Gürtel. Es decir, que la disputa de los dos principales partidos ha entorpecido hasta el momento iniciativas contra la corrupción como la debatida y votada ayer.Ayer mismo, los socialistas reprochaban desde la tribuna al PP su actuación en el sumario que instruye el juez Pablo Ruz y los populares acusaban en todas sus declaraciones al PSOE de amparar supuestas actuaciones ilegales de UGT.En defensa de la iniciativa, el diputado socialista Ignacio Sánchez Amor presentó la propuesta con duras críticas al PP por entender que mientras el resto de partidos restringía sus gastos, los populares mantenían la financiación ilegal y hasta se permitía pagar sobresueldos entre sus dirigentes. ?El PP mantenía su alegre ritmo de vida, por encima de sus astronómicas posibilidades?, dijo.El voto de los populares frenó la proposición de ley de los socialistas porque, según la diputada Pilar Cortés, el Gobierno ?es consciente de la necesidad de tomar medidas contra la regeneración? y, por eso, hay que esperar a su ?ambicioso plan de regeneración?, en lugar de actuar con una ?iniciativa de parte, aislada y un parche? como la del PSOE.PNV y CiU se abstuvieron porque, según explicaron sus portavoces Aitor Esteban y Jordi Jané, se trata de una iniciativa unilateral. Los nacionalistas catalanes y vascos explicaron también que el conjunto de la financiación de los partidos debe estudiarse en una ponencia del Congreso, teniendo en cuenta que si se limitan las donaciones privadas deben establecerse otras públicas que compensen la restricción. Izquierda Unida, según Ricardo Sixto, consideró insuficiente la propuesta, pero votó a favor para que se mejore en el trámite. Una posición similar a la de UPyD, entre otras cosas porque, según su diputado Carlos Martínez Gorriarán, este partido ya ha presentado iniciativas similares que otros grupos han bloqueado.Según la mayoría de los portavoces, incluso los que votaron a favor, la iniciativa del PSOE presenta lagunas como no incluir a las fundaciones de los partidos que, tradicionalmente, han sido usadas como puerta de atrás para financiaciones ilegales.El portavoz de IU también lamentó que el texto de los socialistas se limitara a hablar de la financiación procedente de las empresas, sin que eso sirva para evitar que haya cuentas b o sobresueldos.El plan del Gobierno que anunció Mariano Rajoy por primera vez en febrero promete la aprobación de una ?ley orgánica de control de la actividad económica y financiera de los partidos políticos?. Esa futura norma prevé la regulación de la figura del tesorero de los partidos, con la obligación de comparecer periódicamente en el Parlamento y con compromiso de refuerzo de la acción de control del Tribunal de Cuentas. Pero no decía nada de la limitación de las donaciones de las empresas.En esta legislatura, ya se aprobó una reforma de la ley de partidos, pactada ente los principales grupos, para limitar las donaciones de personas físicas a 100.000 euros.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario