miércoles, 4 de diciembre de 2013

La tele de los obispos se vende como la nueva Canal 9 mientras Fabra busca alternativas a RTVV

Televisión Mediterráneo, la cadena de la cadena Cope que ocupa una frecuencia de la TDT en la Comunidad Valenciana, acaba de lanzar una autopromoción en forma de vídeo para intentar presentarse como la nueva televisión valenciana y para los valencianos.

Grabado en valenciano, un idioma poco habitual en su programación habitual, TV Mediterráneo se presenta como un medio de referencia para seguir fiestas y tradiciones, deportes y actualidad política y económica. Aunque la calidad del trabajo es discutible – las TDT cuentan con pocos medios; Canal 9 perdió 192 millones de euros en 2012- su mensaje es claro.

Extinguida Canal 9, hay medios de propiedad privada –al menos uno, ellos mismos- que pueden cubrir el hueco dejado por Ràdio Televisió Valenciana (RTVV). De hecho, una de los mensajes utilizados por los trabajadores de la televisión en sus últimas semanas era la necesidad de contar con una voz que hablara, en valenciano, de los problemas y realidades de la Comunidad Valenciana.
Según fuentes del sector consultadas por este periódico, el autobombo sólo pretende intentar captar público y anunciantes que puedan estar interesados en programación de carácter local. Sin embargo, la oposición y los sindicatos de RTVV también han advertido de que la aniquilación de Canal 9 podría ser un movimiento para favorecer la creación de medios –siempre más pequeños y económicos- por parte de empresas afines al PP.

El Mundo, Vocento (editor de los diarios ABC y Las Provincias) y la COPE, son los sospechosos habituales. El mismo lunes, el presidente de la Generalitat dejaba una puerta abierta a esta opción. Después de ser abucheado por los trabajadores despedidos, Fabra aseguró que busca “fórmulas” para tener información en valenciano.

Aunque algunas informaciones apuntan a que la Generalitat negociará con Televisión Española para ampliar las desconexiones en la Comunidad Valenciana, el anuncio de TV Mediterráneo ha alertado a muchos, que ya especulan con que esa “fórmula” de la que habla Fabra bien podría incluir el ingrediente de los obispos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario