lunes, 14 de octubre de 2013

COACCION AL JURADO - 21 OCTUBRE


EL ERE, MÁS DE UN AÑO DE LITIGIO POR DELANTE

La empresa que dirige Rosa Vidal ha indicado a los consejeros que la adjudicación se ha realizado para garantizar el servicio público, por encima de los efectos que pueda tener una sentencia judicial que anule el ERE presentado hace un año y que significaría la anulación del contrato y la indemnización de sus beneficiarios.

Aunque el juicio comienza el próximo lunes y se prevé que no se alargue más allá del mes de noviembre, según fuentes jurídicas, la dirección ha asegurado que, de no ser respaldado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), la empresa presentará recurso.

De este modo el proceso se prevé que dure más de un año, un periodo de tiempo que la empresa no puede cubrir con programación, teniendo en cuenta los recursos con los que cuenta tras los recortes de plantilla y la nueva definición de su presupuesto público, establecida por el contrato programa con la Generalitat en 69,5 millones de euros.

Desde los consejeros de la oposición, Rafa Xambó (Compromís) ha criticado abiertamente la posición de la empresa por alargar la situación que atraviesan los trabajadores. De hecho, con la previsión planteada por la empresa, de no anularse el ERE el última instancia, los primeros juicios de los casos particulares de los trabajadores afectados no se podrán empezar a tratar en sede judicial hasta finales de 2014.

EL JUICIO DE NOUREMBERG

Ya solo nos quedan 7 días para que se empiece a impartir justicia, después de más de un año de calvario, de casi todos  los trabajadores y ex de RTVV.

Esperemos que la justicia sea justa y no esté en manos de la política. Tenemos grandes expectativas puestas en ella y de esa manera ver mitigado en parte los daños que han ocasionado a nosotros y a nuestras familias, que han sido muchos.

Canal 9 a día de hoy pese a todos los esfuerzos por lavar la cara, no se puede decir que sea un proyecto de futuro, ni siquiera se le acerca. Si se divide 18 millones de euros de externalizaciones entre 25.000 de salario bruto dan 720 personas de las 1000 despedidas, si a eso le unes los que se han gastado en indemnizaciones cerca de 56 millones y lo que presuntamente se van a gastar, les hubiera salido rentable saber gestionar mejor los recursos, prejubilar y quitar una parte reducida de la plantilla, disminuir salarios, reducir jornadas, eliminar jefaturas, centralizar, pero en ningún caso ejecutar a 1000 trabajadores, para después externalizar.

Antes me sentía orgulloso de trabajar en RTVV, pero desde el 2009 me siento avergonzado del uso que hacen del dinero público. Espero que los jueces tengan memoria histórica y sepan que los empleados no son los responsables de este genocidio.