jueves, 14 de noviembre de 2013

Murcia anuncia que recupera su televisión autonómica en pleno cierre de Canal 9

En poco más de una semana se anuncia el cierre de Canal 9, la televisión autonómica valenciana, y se anuncia la televisión pública murciana, que estará en emisión antes del verano, según ha señalado el propio presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel.

Pese a que no se pudo continuar con la emisora anterior "por las razones económicas ya de todos conocidas" Valcárcel explica que la ecisión que se tomó fue "reducir a mínimos, que no apagar la llama". Eso sí, afirma que se hará un modelo distinto con el cual se consiga la televisión "más austera de Europa". Este anuncio contrasta con el realizado por el President de la Genralitat, Alberto Fabra, del PP (el mismo partido que Valcárcel), quien desde el primer día ha afirmado que la decisión del cierre de RTVV es "innegociable", sin dar cabida a la posibilidad de mantener el ente.

El presidente murciano asegura que su objetivo es tener un canal que "incorpore al sector audiovisual, y que las productoras de la Región no puedan quedar al margen de esa televisión", y añadía que con la consolidación de la televisión, se podrán superar los 240 puestos de trabajo.

Cabe recordar que el comité de empresa de RTVV mantiene su petición de negociación con la generalitat para mantener vivo el ente público valenciano, aunque el President ha afirmado en diferentes ocasiones que "el tiempo de negociar ya ha pasado".

Este canal público no obstante será de gestión privada, y el concurso para adjudicar la gestión se hará a principios de año, resolviéndose en mayo de 2014. Pese a que sea de gestión privada Valcárcel asegura que pretende que la televisión sea "participativa, plural y objetiva".

Los cabos sueltos de Ernesto Moreno y el Consell ante el próximo cierre de RTVV

El nuevo director general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), Ernesto Moreno, comparece en Les Corts Valencianes para ser examinado por los diputados y dar el visto bueno a su idoneidad. Este trámite se planteó en la nueva Ley del Estatuto de RTVV, aprobada en agosto de 2012, como paso previó a su designación por el parlamento.
Su mandato debía ser de seis años para no depender de los cambios electorales y no mantendría dependencia orgánica del Consell. El objetivo era claro: otorgar transparencia a la forma de entrada a la dirección de la empresa y blindar a su responsable frente a las presiones políticas y partidarias que pudieran intentar influir sobre él
Sin embargo, Moreno fue elegido por decreto en una reunión del Consell la semana pasada, saltándose los procedimientos previstos, y ocupa desde hace una semana su despacho, celebrando reuniones con los responsables de la cadena y con los del comité de empresa para cumplir con la anulación del ERE y tomar las medidas pertinentes para llevarla hacia la liquidación.


Por este motivo, su intervención en la comisión parlamentaria de RTVV no versará sobre qué hacer con la empresa, sino sobre cómo deshacerla. Como anunció el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, no hay vuelta de hoja: RTVV se cierra. De eso debe versar la intervención de Moreno. Un proceso del que faltan muchas cosas por aclarar tanto por parte del nuevo director general como por el propio Consell.
LA EXTINCIÓN LABORAL
#1 ¿Cómo será el ERE de extinción?
A partir del 19 de noviembre se les empezará a notificar a los trabajadores despedidos con el ERE anulado por el TSJCV que pueden reincorporase a la empresa, pero no a sus puestos de trabajo, en la  práctica totalidad de los casos. Deberán devolver las indemnizaciones recibidas, cobrarán los salarios de tramitación y pasarán a estar de vacaciones hasta que las agoten y, a continuación, se les imponga un permiso indefinido pagado.
A partir de ese momento, la empresa volverá a tener más de 1.600 trabajadores, a los que se les tendrá que aplicar un despido colectivo por extinción en el que el vicepresidente de la Generalitat, José Ciscar, ha dicho que se les pagará "a 45 días por año trabajado", pero del que no se saben más detalles.

Erraron con el ERE

Lo primero que me gustó de Canal 9, fue cómo y de qué manera se le bautizó. Se hizo una convocatoria a la ciudadanía para que cada cual propusiese un nombre a la televisión que se estaba gestando. Puede parecer un asunto sin importancia pero no lo era. Era la demostración palpable que en una tele de todos y para todos, todos podíamos opinar sobre su nombre. Fue un acto barato, fácil, sencillo y profundamente democrático.
Cuando Canal 9 (Nou por nuevo y por el Nou d’Octubre) se consolidó, era una delicia de frescura, ilusión y cercanía con la gente de a pie. Con audiencias de hasta por encima del 26%, era la tele de casa.
A partir de 1995 la cosa se fue torciendo y cada vez se parecía más a nada. Era una tele pero su carácter valenciano, provincial, comarcal y ciudadano, se fue diluyendo en aras de no sé qué extraña “erudición” de manual. Los ciudadanos/as de Valencia no se apartaron de Canal 9. Canal 9 los echaba a puñados programa a programa y ante el escándalo del sobredimensionamiento amistoso de la plantilla de forma sangrante… Y quien siembra vientos, recoge tempestades. El gasto corriente se dispara, se anula prácticamente la producción propia. Amiguitos del alma hacen programas a precio de Prime Time, cuando se tenían que pasar por su escaso interés de madrugada… Y así hasta que ni trencando les vidrioles, se podía salvar la Hidra en que se había convertido “el ente”.

La vía escogida para “la re creación” de Canal 9, consistió en pedir a prestigiosos y carísimos despachos de abogados y consultoras que se encargaran de entrar a matar, utilizando terminología taurina pero que en este caso por la crueldad, viene al pelo. Personalmente no me puedo creer que antes de tomar decisiones que afectan de forma vital a miles de trabajadores, nadie se plantease sentarse con ellos y explicarles, con toda la crudeza que requiera el caso, la situación. Y erraron en el ERE. Y ahora, cuando han conocido la cadena de errores cometidos y no solos económicos laborales, sino de manipulación, listas negras y lindezas por el estilo, sale el Presidente no electo y dice que Canal 9 se cierra. Y comete una de las vilezas políticas más sangrantes y desvergonzadas que uno ha visto: intenta poner a los ciudadanos/as en contra de RTVV porque es más importante un hospital y una escuela, que mantener RTVV. Vale que Fabra se haya creído que es, como el Sr. Cuesta, el presidente de ésta nuestra Comunidad, pero de ahí a que los valencianos y valencianas seamos idiotas por haber aceptado un presidente de rebote y que acudamos al Palau con palmas y ramos de olivo a darle las gracias por el cierre de RTVV para eliminar el copago, las listas de espera, los desahucios, los despidos, recortes a funcionarios, el cierre de comedores escolares entre otras, hay un trecho.

Qualsevol nit pot sortir el sol al País Valencià.


Interior quiere cambiar al segundo escalón que investiga el?caso Gürtel?

Portada de EL PAÍS

El Ministerio del Interior ha convocado 62 plazas para cubrir otros tantos altos cargos policiales que están ?vacantes o próximos a quedar vacantes?, según la Orden General de la Dirección General de la Policía del pasado 4 de noviembre. Entre las vacantes que se anuncian hay cuatro encuadradas en la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), que lleva el peso de las investigaciones contra

La Policía busca el zulo donde Bárcenas guarda las cintas contra el PP

España

La Policía busca desde hace semanas el zulo donde Luis Bárcenas guarda sus pruebas audiovisuales contra el PP. El extesorero del Génova, un tipo desconfiado y maquinador, colocó a buen recaudo antes de ingresar en prisión un paquete con cintas que recogen conversaciones con excompañeros del Partido Popular. El preso de lujo de la causa Gürtel, como no se fiaba de nadie, optó por buscar un lugar se